10.03.2016

Un sueño llamado Soda Stereo - Capítulo 4: En el borde

Era cuestión de tiempo para que toda América Latina viera el potencial del trío

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

La llegada a México fue impresionante. En una última oportunidad, Alberto Ohanian (su representante) consiguió una presentación en los estudios de Televisa, en la Ciudad de México, evitando regresar a Buenos Aires con las manos vacías. El furor fue grande por la llegada de una banda que expresaba el sentimiento juvenil y fresco de la sociedad latina. Siguieron más giras a lo largo de 1987 por varios países sudamericano y México, lo cual daría material suficiente para la publicación de Ruido Blanco, un disco que demostraba la potencia que tenían los Soda en los conciertos en los que tocaban.

Ruido Blanco [Álbum en vivo] (1987)

1.  Signos
2.  Juego de Seducción
3.  Persiana Americana
4.  Sobredosis de TV
5.  Estoy Azulado
6.  Final Caja Negra
7.  Cuando Pase el Temblor
8.  Vita-Set (Te hacen falta vitaminas y ¿Por qué no puedo ser del Jet Set?)
9.  Prófugos

Autores: Cerati (Todas las canciones), Alberti (6, 9), Bosio (6, 8), Daffunchio (3), Coleman (5)

Se mezcló en los Estudios Blue Wave, en Barbados: Se regrabaron líneas sobre el bajo y la guitarra por causa de que el audio de los conciertos era bastante inestable.

No voy a detallar en el contenido de este álbum, debido a que su contenido ya lo analicé en ocasiones pasadas. Sólo puedo agregar que cada track se mejora a si mismo respecto al desempeño de la voz y la instrumentación presente, debido más a la ausencia de limitaciones que existe en las versiones de estudio. Es un buen álbum, y una buena elección si no pudiste experimentar un concierto en vivo de la banda.

Desempeño Final (Método DESVEST): 1-2 (Evitando contar la novedad lírica inexistente). Muestra potencial desarrollado de buena forma.

Entrevista y giras sobre su último estreno (Signos) y la gira en vivo (Ruido Blanco). Con Pepsi ;)

Vamos a continuar con lo que sucedió durante finales de 1986 y todo 1987. La mayor novedad fue que durante los viajes, Gustavo había conocido a una señorita llamada Belén Edwards y ambos se hicieron novios durante la gira Signos. Sin embargo, esta experiencia no quedó almacenada en una zona de confort y en poco tiempo ya la pareja se estaba casando en una celebración de bajo perfil que aun así fue cubierta por los medios de comunicación (algo causado por la fama que Soda Stereo y sus integrantes sostenían).

Gustavo y Belén, paseando juntos durante su estadía como pareja.
(Encontrar fotos de la mujer es bastante complicado :/ )

Una luna de miel después, llegarían a tener la única oportunidad en México anteriormente mencionada para masificarse y darse a conocer por completo en todo el continente. Conciertos llegaron, conciertos vinieron; y en algún punto en el que la gira había terminado, el grupo sólo quería descansar de tal experiencia que los dejó totalmente agotados.

Sin embargo, para Gustavo el panorama fue otro… No encontraba paz y tranquilidad en su apartamento debido a la vida fiestera de su esposa que se empeñaba en traer amigos y romper (o quemar) todas los muebles y equipos de sonido dentro del living del 4°B, apartamento en el que la pareja vivía. El conflicto se recrudecía noche a noche, y sólo se veía a Gus en silencio contemplando sus aparatos quemados por la fiesta hecha hace unas horas.

Casa destrozada inspiró la letra de una canción muy singular

Lo que seguía para la banda era un disco que pudiera revolucionar lo realizado hasta ahora, una exploración más allá de lo ya existente… Y un viaje a Nueva York fue el punto de inicio para ese nuevo proyecto. El dueño de un local de música en la Gran Manzana que era visitado frecuentemente por el grupo, era un hombre argentino experto en la fabricación y reparación de instrumentos musicales para estrellas de rock destacadas de la época (Mark Knopfler, miembro de Dire Straits).

Knopfler, por ciertas razones no pudo producir el álbum de Soda. De lo que se perdió...

Cerati pidió una recomendación de algún productor que pudiera trabajar con la banda para su próximo trabajo: La respuesta fue Mark Knopfler, y a este se le enviaron unos cassetes del grupo, pero él se encontraba ocupado de agenda por un tiempo considerable… así que el acuerdo no se puedo dar. No obstante, un día casualmente se encontraron en el local de música con el productor indicado: Carlos Alomar estaba probando unas guitarras en un rincón de la tienda.

Carlos Alomar fue el que finalmente trabajó con el trío para dar forma a un disco impresionante

Alomar era un músico puertorriqueño, que ya había trabajado con David Bowie y con Mick Jagger en diversos discos y presentaciones en vivo. Naturalmente, el grupo charló con él y le ofrecieron producir el siguiente álbum de Soda, dejándole un VHS con un concierto de la agrupación.  Quedó impresionado de la esencia expresada a través del rock en español que tocaba la banda en la presentación en Viña del Mar, y aceptó trabajar con el trío.

Un viaje a Nueva York para dar la estética y esencia necesaria al nuevo trabajo

En los posteriores meses, se comenzó con la composición de futuros temas. Algunos que fueron descartados de Signos fueron adoptados (Corazón Delator) y varios bosquejos de canciones se adaptaron para componer las que aparecerían dentro del álbum. Picnic en el 4° B estuvo basada en los destrozos que dejaban las fiestas de Belén en su apartamento cada vez que volvía, y En la ciudad de la furia basada en la historia de un superhéroe llamado Argos, que Cerati había creado cuando era niño. Tashi había sido invitada por Gus y se volvieron a ver para escuchar lo último que había concebido.

Demos Originales. Las canciones realizadas antes de la intervención de Carlos Alomar
(Falta Languis, debido a que la terminaron en Estados Unidos)

Se le terminó de dar una forma definida al álbum, y el grupo viajó a Nueva York para que se diera la grabación final de lo que sería el cuarto álbum de Soda Stereo, en los Dessau Studios. En el cassette había ocho temas, que Alomar coordinó para que tuvieran sus cambios finales en su diseño e interpretación…y así grabar el disco definitivo. Se agregó y grabó una última canción (Languis), y el resultado fue: “El disco más funk del grupo, con un sonido negro, pero menos dark; dejaban de mirar hacia el rock inglés para dejarse influir por el sonido neoyorquino” (Morris, 2015). Había surgido Doble Vida.

Doble Vida (1988)

1.  Picnic en el 4° B
2.  En la ciudad de la furia
3.  Lo que sangra (La Cúpula)
4.  En el borde
5.  Languis
6.  Día Común – Doble Vida
7.  Corazón Delator
8.  El ritmo de tus ojos
9.  Terapia de amor intensiva

Autores: Cerati (Todas las canciones), Coleman (4, 9), Bosio y Carlos Alomar (4).

Como podemos ver a primera vista, el sonido se aleja progresivamente de lo que se planteó en el disco pasado (Signos), y se inclina más por géneros como el soul, el funk y el rap (en una canción) sin dejar de lado el rock característico de la banda. Aún tiene una esencia muy ochentera, pero si escuchamos canción por canción, el álbum pretende ser atemporal basado en los sonidos que lo inspiran. Eso sí, pocas canciones logran este objetivo, aunque el intento se desarrolla de una manera impecable.

Foto durante la gira de Doble Vida. El vestuario y la esencia del trio es muy a lo gringo

Aún no tengo ni idea de ¿Por qué este es el álbum de Soda peor catalogado por Cerati? Es algo que me causa mucha curiosidad porque la calidad emana por muchos lados. Sé con total seguridad que es inferior en ciertos sentidos a Canción Animal, pero no da para que sea de los peores (Para eso vean al homónimo o a Sueño Stereo).

Es más, la palabra confort en el ámbito de este disco es casi inexistente debido a que quiere experimentar con nuevos sonidos jamás tocados por un grupo latino de rock en aquel entonces. Y se puede ver en cada uno de los 9 tracks la variedad sonora, la calidad lírica y el alto nivel instrumental que llegaron a tener… Como sea, existen aciertos y errores, y eso lo veremos a continuación. ¡Disfruten!!

Picnic en el 4° B es una sátira musical que abre este disco de una manera muy limpia y muy fiestera, en cierto modo. La letra es un grito de desesperación en toda regla frente a las situaciones incomodas de la vida, pero tengo que decir que es de simple composición en toda regla. Una instrumentación bastante potente, disfrutable y de mucho deleite (notando vestigios de la influencia neoyorquina) junto a un desempeño vocal digno de admirar (a pesar de que las líricas lo limiten). Buena.

"Creí cambiar aquel sonido; y aquí estoy, bailando esta maldita canción"

En la ciudad de la furia es el himno archifamoso de este álbum. Una encarnación de un hombre alado que sobrevuela aquella extraña ciudad (La ciudad cambia de nombre dependiendo del lugar en donde sea el concierto jajaja). Cuenta con un aire bastante misterioso y una instrumentación muy cuidada junto a una letra que sí está muy bien planteada, y ejecutada (con la voz, claro está). Una joya dentro de esta pieza.

"En sus caras veo el temor, ya no hay fábulas en la ciudad de la furia"

Lo que sangra (La Cúpula) trata acerca del mundo de la fama (en palabras de Cerati). La letra logra inspirar un poco de misterio dentro de un ritmo que no pretende incluirlo. ¿Qué más puedo decir de esta bella canción un tanto desconocida? Tal vez lo que más destaca es la labor de los instrumentos con una musicalización bastante buena dentro del disco (nunca cae en ser tediosa) y las líricas raras en un contexto aún más exótico. La verdad, este track es complicado de analizar por tener tantos factores influyentes…sin embargo, se nota a leguas que está lejos de ser algo mal hecho; y que por el contrario nos trae un grandioso contenido. Buena, tirando a sobresaliente.

"Los guardianes pierden el honor. Mientras desfilan, hay tanto fraude a nuestro alrededor"

En el borde…también una situación muy peculiar. Fijémonos en que la melodía falla en ser bastante seria con la letra (Trata sobre “Una infidelidad de la cual el hombre sabe que su mujer lo está engañando, pero él decide no decir nada y marcharse), cuando la verdad es que la parte instrumental trata de hacer otra cosa (darse como una especie de historia épica o algo así). En este caso si hay una marcada descoordinación; no obstante, este factor no la hace mala.

"Cuando arrojes al mar, las cenizas de la pasión. No hablaré del final... por ninguna razón"

Hay un rap… SÍ, leyeron bien, un rap que nos regala Carlos Alomar con un buen manejo del inglés y del género en sí (mejor que el inglés de Cerati, toda una Vida =D). No es malo, pero descoordina la balanza hacia el lado de la historia épica, y mandando la intención lírica de seriedad al traste. En su defensa, puedo decir que la ejecución del mentado rap visto desde otros ámbitos (la entonación y la cohesión melódica) es buena y digna de admirar; más aún, tratándose de la primera incursión de rap en una canción latina de rock. Es regular, pero siempre tendiendo un poco hacia la calidad.

Gran aporte de Carlos Alomar a todo el álbum, y por el rap "On the edge" en la canción

Languis muestra el lado más fiestero y más funk de Doble Vida (incluso más que Picnic). Una burla discreta y rara hacia los supuestos “galanes” de nuestra sociedad, aquí llamados languis (Deformación de langa; galán al revés). Aunque sin duda alguna, no deja de tener un tono de sensualidad y de formalidad frente a la situación presentada (un inmenso desmadre). La canción cuenta con una musicalización excelentemente ejecutada, con inclusión de trompetas mezcladas con bajos y guitarras mezclando el estilo funkero con el rock natural de Soda. La letra no puede tener el transfondo más profundo, pero logra ser atractiva en un álbum al mero estilo neoyorquino. Muy buena.

"Quisiera encontrar, el golpe preciso. El lugar en tu piel, para hincar mis colmillos"

Día Común – Doble Vida continúa la línea de trompetas y estilo funk manejado por la anterior canción, pero llevado de manera menos exagerada y más cuerda. La letra en los estribillos es… muy extraña: Por más que la intente interpretar, es complicada entenderla completamente, por lo que la tomaré como regular. Eso sí, el coro es épico e impactante en todo sentido. Los arreglos instrumentales llevados impresionan más en su desempeño en ciertas partes, pero en la mayor parte de la canción se tornan tediosos. Al final, es un poco mediocre… pero no dudo que pretende llegar a un estilo increíble.

"Dame un día común, emociones simples"

Corazón Delator es un orgasmo auditivo en todo sentido posible. Refiriéndose en un tono metafórico a la novela homónima de Edgar Allan Poe, esta canción cumple lo que pretende: Aportar el misterio y la calidad suficiente a lo restante del álbum. Los instrumentos, la voz y la letra se confabularon para traernos un aire lleno de misterio, sin caer en lo aburrido. Una pieza que roza la excelencia con mucha razón.

"Por descuido, fui victima de todo alguna vez. Ella lo puede percibir, ya nada puede impedir"

El ritmo de tus ojos es la pieza desconocida dentro del disco, y la verdad es algo muy injusto. A pesar de que no imita el deleite del corazón delator, tiene muchos factores que la hacen una joya inigualable dentro del disco. Nunca habíamos visto a Soda en su lado más soul, y aquí lo notamos de una manera más que increíble (La instrumentación optimista sin ser ridícula, la letra llena de sensualidad sin ser vulgar, una voz que demuestra amplio rango en cada sección del track, etc.). Hasta creo que está podría ser una buena candidata a ser la insignia del álbum, a pesar de que su competencia sea bastante dura. En fin, canción sobresaliente que roza lo excelente. Fascinante a más no poder.

"Aquí no queda nada en pie, como un abrigo. Te doy palabras de placer, hablarte sucio... al oído"

Terapia de amor intensiva es la canción que cierra este disco tan variopinto (en muchos sentidos). Se nos trae a colación uno de los mensajes más lindos que el grupo ha podido traer en toda su trayectoria: “Si algo está enfermo, esta con vida/Lo que tus labios no puedan besar/se esfumara, y no escuchara más palabras lascivas/en la terapia de amor intensiva” … Esto sólo es una parte de todo lo que nos ofrece esta canción: Una musicalización tierna, con rasgos maduros; una letra implícitamente amorosa sin ser melosa; y una voz potente e inspiradora que transmite satisfactoriamente el significado real de la melodía. ¿Qué otra cosa puedo decir? La verdad, nada más. Es una obra maestra en cuanto a canciones de rock en español, y merece reconocimiento de parte de todos los que escuchan al grupo. Excelente track.

"Tal vez juguemos toda la vida aquí, lo que la asfixia no pueda abatir. No morirá, lo que debe sobrevivir, a una terapia de amor intensiva..."

Doble Vida es una obra muy infravalorada, posee piezas dignas de admirar en cada uno de los 40 minutos que la componen, y la esencia de Soda Stereo mejoró estrepitosamente gracias a este disco…que abrió la posibilidad de que la banda explorará nuevos rincones en la música a través de lo que hoy consideramos el ambiente neoyorquino. Considero con fiel certeza que Gustavo Cerati se equivocaba al ver esta obra como la oveja negra del catálogo del trío.

Y sí, le pondré una puntuación bajo el método que en estos momentos estoy probando

DESEMPEÑO: 3. Sobresaliente, en toda ley y en toda regla. Explora géneros sin temor y logra construir deleites hechos canciones en casi toda su duración.

Fueron invitados a un programa chileno (Martes 13) a ser entrevistados, y por supuesto, a presentar su nuevo trabajo (que estaba aún a dos meses de ser lanzado). Interpretaron El ritmo de tus ojos y después del concierto y la entrevista, Gustavo conocería a una persona que más adelante sería un factor clave en su vida, y una de las razones por las cuales dejó a medio camino una de las giras de Soda para cuidarla a ella y a su futuro hijo: Cecilia Amenábar, en ese entonces una chica de 17 años fanatizada con Soda, y sobre todo con su vocalista.

Los capítulos siguientes traerán sorpresas, canciones épicas y un montón de secretos y detalles poco difundidos. ¡Nos veremos en una próxima ocasión!

"¡Prendan hogueras, hogueras negras sin temor!"



“Ahora el fin marca otro inicio”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario