9.19.2017

Egovistazo #9: Sin Ausencia… Curioso el título de este nuevo artículo

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

Por lo general, las experiencias que resultan de conocer nuevas propuestas suelen ser muy diferentes en este multiverso donde el cuarto arte tiene distintas facetas. Desde el recibimiento más amable, hasta la aversión más indeseable que pueda existir, la reacción ante lo nuevo es impredecible… y no depende sólo del talento base que las personas puedan tener al interpretar un instrumento (o la voz, cual frontman); sino de la esencia propia que haya sido creada a partir de aquellas facultades destacables.

Esto es Ya viene… Todo a su Tiempo: El esperado regreso con un artículo que nadie me hubiera pedido… de no ser por cierta persona que me está animando a hacer esto.

Mención y dedicación especial para ella, y espero que todos los lectores disfruten este Egovistazo: El artículo de hoy con una agrupación relativamente nueva y con características importantes de resaltar. Entonces, comencemos de una vez.

¿Quiénes son los Sin Ausencia? Un trío de punk-rock y alternativo oriundo de Bogotá cuya carrera en la música comenzó en el 2009… 2012… oh, no hay información; por lo que nos debemos conformar con estas dos fechas tentativas.

Un estilo marcado: Un grupo bogotano, con indicios de punk rock en su música

Realmente tienen más antigüedad de la que aparentan; y como no, los cambios internos en el grupo también moldearon durante los últimos años el rumbo actual del grupo. No obstante, y luego de varias modificaciones en la conformación de la banda, quedaron tres integrantes: Cristian (En algunos sitios lo escriben con K y Z) como el vocalista y guitarrista; Santiago (También con letras raras en ciertos sitios web) como el bajista; y Jesús (A veces conocido como Jacks Daniels) como el baterista.

Y pues, ahí los tienen. Aparentan ser muy jovenes...

A pesar de que tengan una carrera más longeva que la de otros grupos del medio alternativo, no han tenido la oportunidad de lanzar algún EP o un disco entero que demuestre las capacidades que el trío tenga en el estudio. De ellos sólo se puede analizar el trabajo realizado con las canciones que han publicado por sí solas a lo largo de 8 años, o los covers que interpretan en las presentaciones en vivo que han realizado por varias giras… porque sí, han hecho Toures a nivel nacional por varios rincones como Bogotá, Manizales, Cartagena, entre otros.

Ah sí, también han extendido su estilo a países extranjeros, entre los que destaca Argentina y Gringolandia. Desconozco si han dado a parar a otros rumbos internacionales debido a la poca información que se puede encontrar sobre el grupo en una búsqueda empírica… No obstante, ese no es el foco de este artículo.

Lo realmente importante es el análisis al desempeño que el trío pueda tener; más que todo en una presentación en vivo, porque considero que en esa instancia es en donde se puede evaluar con mayor veracidad a cualquier cantante o grupo. Y sí, eso significa que ya tuve la oportunidad de observar su desenvolvimiento en una tarima, una que nunca había esperado presenciar. Para eso, algo de historia.

En vivo... Ya veremos que pasa en vivo

El sábado anterior estuve invitado* a un evento de amor y amistad en un buffet especial en un lugar llamado La revolución de la cuchara. Y pues uno de los mayores atractivos de esta celebración (además de la comida y los sensuales violines interpretando música clásica… Increíbles) era Sin Ausencia, que de una manera voluntaria y sin ánimo de lucro, quiso participar con composiciones propias y covers de agrupaciones archipopulares. A pesar de que el sitio no contaba con una capacidad considerable, el grupo logró mover masas en aquella noche.

*Invitado: Técnicamente, cada uno pagó lo de cada uno. Igual, fue simpático el evento jeje

Así que, ahora sí procederemos a ver su desempeño. Vamos a verlo

Una muestra en vivo: Hay que considerar que el vídeo que anexo aquí está sesgado por la calidad del sonido y el tamaño del escenario. Aun así, es una buena guía.

Composiciones Originales: Elegí cuatro de ellas para reseñar (Con sesgo y todo =D).

En primer lugar, Descontrol es un track bastante ligero: Una letra que apela mucho a la cotidianidad, pero que sólo se encarga de hacer una descripción de momentos y sucesos, sin el uso de recursos estilísticos ni detalles líricos (algo que lamento en exceso). La composición me recuerda a cualquier canción de fiesta genérica con alguito de esencia, y es triste admitirlo. Puede tener el mérito de ser pegadiza, aunque eso no es del todo un halago… Cierto público no la va a poder soportar después de 4 o 5 veces. A nivel instrumental y vocal está bien, porque logra aprovechar de una manera óptima tanto las cuerdas vocales de Cristián, como la guitarra y la batería a lo largo de los casi 3 minutos y medio de duración; aunque desafortunadamente el bajo no tiene mucho protagonismo que digamos y ciertas veces se siente como “parte del decorado”. En fin, canción aceptable con unas líricas mediocres.


Luego está Solo un Juego, un intento para concretar el lado de mayor éxtasis y ¿erotismo? de la banda. Eso sí, se aborda desde una perspectiva no tan gastada como la adrenalina que se pueda sentir al final de una relación (y el deseo de una segunda parte, cabe agregar). También pegadiza, pero no es hostigante como el nulo control del single anterior. Como que hay una mejor armonía entre (ahora sí) TODOS los instrumentos presentes: desde la particularidad en el desempeño del vocalista hasta la coordinación de guitarra, bajo y batería. Con solos que pueden ser interesantes y un puente vocal ameno, logra ser una interpretación sobresaliente y recomendable.


Ahora, Sin Ti ya es una composición explícitamente de amor (o romanticona, como aquí le decimos), donde se expresa el nihilismo que representa la ausencia de esa persona especial de la vida. La canción es tierna, muy tierna, tanto que hizo que mi diabetes se elevara a niveles inalcanzables. Aunque pueda sonar repetitiva, es buena y sincera en sus líricas. Ya se asemeja a un género muy pop que no le queda mal al grupo (es más… si logran trabajar bien el género, podrían ofrecer un contenido sorprendente). Eso sí, respecto a los arreglos instrumentales no hay novedad en absoluto; pues si es notable la repetición insaciable de acordes y ritmos en cada estribillo o estrofa. Simple, bonita y con una ejecución aceptable.


Y, por último, tenemos a Tu Seguro Servidor: Otro sencillo con exceso de diabetes que suena bonito. En serio, es otro track de ejecución simple, pero con capacidades buenas en general. Unos acordes que construyen un camino lleno de amor, un estilo alegre y optimista ante la vida, todo es color de rosa… relativamente. Es bueno, pero si se compara con demás singles del grupo, suena demasiado repetitivo.


Hasta ahora lo digo, pero se nota un patrón entre varias canciones de Sin Ausencia en donde casi todas las letras se ensalzan con el amor casual o bien definido sin dar cabida a otros tópicos como no sé: la naturaleza (ya que apoyan el ideal vegano), temas sociales (con sutileza, claro está), dudas y cuestiones recurrentes de la vida (donde hay mucho horizonte que explorar).

Existen diversas cosas que el grupo puede hacer cuando pueda lanzar un primer disco, y entre ellas yo deseo contemplar historias cuyos temas difieran entre sí, pero con una calidad constante de principio a fin. Que cada instrumento destaque, y que las líricas se expandan a ser relatos maravillosos de realidades varias… y no se queden en ser ritmos pegajosos semejantes a los de Bonka.

Covers: Breve Análisis a la otra cara de Sin Ausencia

Referente a los covers, va a ser reducida mi opinión acerca de estos. Lo anterior porque sus interpretaciones tienen puntos comunes entre sí; a pesar de que, pues, son distintos tracks.

A ver, tienen una ejecución envidiable para cualquier grupo que se dediqué a crear estas reversiones: le imprimen una esencia propia con los detalles que agregan a cada canción; no se dedican a copiar y pegar expresiones características de las bandas homenajeadas, aprovechan para utilizar al máximo cada instrumento, incluso más que en sus composiciones originales. Un defecto que se le puede sacar a esta faceta de Sin Ausencia es la selección de los covers: ¿No consideran que elegir De Música Ligera y Me Vale es un tanto facilista?

No sería esto magnifico... Si las canciones que eligieran no fueran tan facilistas (Al menos De pies a cabeza aguanta un poco más que Me vale)

Sí, realmente pueden explotar sus capacidades con obras de arte creadas por Soda Stereo (por ejemplo) y deciden usar la más archiconocida (y floja) de todas. Están malgastando su esfuerzo cuando podrían estar manejando alguna otra pieza del trío porteño como En el séptimo día o Picnic. No sé, es insatisfactorio. Al menos para compensar, están las reinterpretaciones de ciertos singles anglosajones populares en su época, como Satisfaction de ciertas Piedras Rodantes de Inglaterra, que cuenta con una adaptación al español digna de admirar. Un tópico excelente para Sin Ausencia.

Esto si no decepciona en lo absoluto. Cover bien hecho

Ya, después de analizar el lado original y el lado cover del grupo; quiero proceder a dar el veredicto y conclusión sobre esta banda.

Es alentador poder conocer a una banda como esta. Tiene muchos puntos a favor que expresan la insatisfacción del porqué no son más conocidos en el escenario musical: Buen acople entre instrumentos, una voz particularmente increíble y un tratamiento cuidado al tema del amor en las letras. Igualmente es insatisfactorio saber que se limitan en cuanto a las temáticas de sus letras, la selección de sus covers, y lo repetitivas que pueden sonar la mayoría de sus composiciones a la hora de escucharlas una y otra vez.

Con puntos a favor, y otros más en contra; sólo puedo decir que son buenos (a secas). Su contenido merece ser tener mayor difusión en la industria musical, aunque obviamente tampoco deben ser sobrevalorados y tratados como la mejor maravilla del mundo. Son buenos, y por ahora no trascienden a ser sobresalientes, ni mucho menos excelentes. Sin embargo, tienen la oportunidad de mejorar su desempeño si optan por la publicación de un disco: uno que puede explorar nuevas realidades e historias de todo tipo, o uno que se quede anclado con un estilo que ya merece dar un paso hacia adelante.

Sin Ausencia: Buenos, con mejores posibilidades en un futuro, pero con notables fallas en el presente.

Aquí termino este artículo sobre este prometedor grupo. Nos veremos en una próxima ocasión… ¡Hasta la otra! (PD: ¡Mi más sincero apoyo para México, desde aquí estamos con ustedes!).


“Ahora el fin marca un nuevo inicio”