6.20.2017

AlbumEscape #3 [Edición Plateada]: ¿Dónde jugarán las niñas? – Molotov (1997)

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

¿Cómo les va a todos? Decido continuar este ritmo constante en esta lejana dimensión, y traigo una joya para su análisis detallado. Se trata de una pieza bastante alabada, y a la vez, cuestionada desde el tiempo en el que salió por su explicito contenido, su impacto en la industria musical y por la naturaleza de casi todas sus canciones.

Hoy traemos al frente a ¿Dónde jugarán las niñas?, el disco debut de la agrupación mexicana Molotov. Disfruten de este nuevo AlbumEscape en una edición especial por el vigésimo aniversario del magnus opus de la irreverente banda. ¡Comencemos!…

¿Les gusto ese nuevo Intro? Comenten sus opiniones acerca de mi primera experiencia en edición principiante de videos de YouTube.

Molotov también tiene sus aspectos particulares, como muchas de las agrupaciones que han pasado bajo la reseña de esta página. En esta ocasión, este grupo mexicano se caracteriza por su irreverencia, sátira y critica a los múltiples problemas sociales que existen en Latinoamérica por medio de líricas subidas de tono, con palabras soeces incluidas en el menú.

¡Para una campaña de jeans, aquí está el cuarteto dinámico!

Conformada por Tito Fuentes, Randy Ebright, Micky Huidobro y Paco Ayala en el ya alejado año de 1995, comenzó a ser telonera de distintas bandas que en ese entonces eran bastante significativas para el ciertamente desgastado rock en español: Héroes del Silencio, e Illya Kuryaki and the Valderramas (de esta última hay cierta inspiración en sus primeros trabajos). Sin embargo, el cuarteto no deseaba emular el estilo funky que el dúo Spinetta-Horvilleur promovían por toda América Latina. Más bien, se decantarían por una esencia enfocada en un rock más duro, un género metal notable, con tintes de rap y un poco de ese funk de IKV (Sí, sólo ese poco).

El año 1996 resultó cargado de trabajo luego de que un representante de una disquera los escuchó, y posteriormente convenció, para que grabaran un primer trabajo discográfico. Con la producción del legendario Gustavo Santaolalla, junto a Aníbal Kerpel; el álbum con un “sutil” doble sentido como título saldría al mercado. A propósito, un mercado que empezó rechazando su venta masiva al público por la naturaleza de su portada. Tarde o temprano, las tiendas no resistieron comercializarlo al ver que su éxito fue inmenso cuando los integrantes de Molotov vendían las copias del disco en las calles.

¿Dónde jugarán las niñas? (1997)

1.  Que no te haga bobo Jacobo
2.  Molotov Cocktail Party
3.  Voto Latino
4.  Chinga tu Madre
5.  Gimme tha Power
6.  Mátate Teté
7.  Más vale cholo
8.  Use it or Lose it
9.  Puto
10. ¿Por qué no te haces para allá?... al más allá
11. Cerdo
12. Quítate que ma’sturbas (Perra arrabalera)

Letras escritas por: Huidobro (1, 4, 5, 6, 7, 10, 12); Ebright (2, 8); Fuentes (3, 7, 9, 11); De la Cueva (7); González (8).

Fue un total acontecimiento. Al final de esta reseña veremos si posee o no esa excelencia de la que tanto se alardea. No obstante, se puede afirmar con total veracidad que este disco significó un hito en la historia del rock mexicano de aquel entonces. Ese enfoque hacia la sátira y la burla que perdía toda nobleza en las canciones más controversiales fue lo que sacudió el ambiente musical de finales de los años 90. Desde el mismo título se hace una parodia a aquel archifamoso álbum de Maná de 1992, pero con connotaciones hacia una situación que aún es tabú en la sociedad: La Prostitución.

Desde el debut, su impacto arrasó con todo en América Latina

No sólo fue representativo en México. El impacto que tuvo por fuera de su país natal es una de las razones por las cuales exista esta reseña. Y sorprende que el paso del tiempo no haya hecho sufrir a esta pieza, algo que puede jugar a su favor a la hora de evaluar su calidad. Pero si es triste que después de 20 años desde la salida de este disco, la banda no haya igualado o superado a su debut, que pisó más fuerte e hizo más eco que cualquiera de sus posteriores contenidos.

Dejando las introducciones a un lado, vamos a ver de que está compuesta la mejor obra de Molotov (eso último lo dijeron ellos mismos...), con infinidad de dobles sentidos incluidos:

Que no te haga bobo Jacobo es un tiro directo a la desinformación, la manipulación de los medios por parte del gobierno turno, la actitud conspiranoica y fenómenos similares a partir de la historia del fallecido Jacobo Zabludovski, un periodista mexicano acusado de impostor y oportunista por parte de su amplia gama de detractores; representando todo lo que pueda estar mal en el periodismo latino. Sonidos fuertes, beats resonantes y un coro gritado en potencia armonizan el primer track de su disco debut. No se anda con rodeos. No es de mi agrado personal, pero es buena (en lo que cabe).


Molotov Cocktail Party es la carta gringa de presentación del grupo. Una canción en inglés que describe de una manera poética y callejera a la vez cuál es la esencia que caracteriza al cuarteto y toda la controversia que llevan detrás. Tenemos un compás más pausado, pero que es acorde con el lento y constante impacto que quiere poseer este “saludo” de la banda. Ritmo rockero con una prevalencia de batería. ¡Un tesoro en toda regla!

En vivo en el Auditorio Nacional - 2014

Voto Latino, una muy conocida, una muy celebrada. The point of this song is very simple. It tries to explain the problems that racism can produce in the Latin-American society, una muy chingona, por cierto. Y con ritmos tradicionales donde abundan varios instrumentos típicos de la región (más que todo mexicana), logran concretar un grito de protesta contra esa discriminación. Letra inspirada, realismo expuesto de manera efectiva y una interpretación de una sola toma impresionante. Increíble.


Chinga tu Madre no es algo que maltrate a la mujer, por si les quedaba la duda. La canción es vulgar, pero tiene su justificación en que es un grito de “basta” hacia esas situaciones incomodas que ocurrían en una relación y de las cuales todos los humanos estrictamente racionales nos llegamos a cansar. Sea hombre, sea mujer, sea de cualquier género... La idea es mandar al demonio esas experiencias fatales. Así de simple. No ofrece novedad instrumental; no obstante, la letra lo compensa al... Bueno, las líricas no son tan elaboradas... El atractivo llega a ser el conjunto de sensaciones que transmite la rola. No es precisamente pegadiza, y aun así acierta en aquellas sensaciones. Aceptable.

Desde Rusia con Amor (En Vivo - 2012)

Gimme tha Power es la archifamosa melodía de Molotov. La típica de canción protesta contra el maldito gobierno, la desigualdad culera y las mismas pinches promesas de siempre sin resultados algunos. Es un mensaje de unión en contra de esos malnacidos que sólo tienen intenciones egoístas estando en un cargo que supuestamente debería dar beneficio social. Pero bueno, vulgaridades aparte (pocas en comparación a las demás tonadas), es un hit puro y duro. Una interpretación lenta, cabizbaja e impecable del sonido de agotamiento por la corrupción; una letra apegada al realismo con ánimos de unión social. Es una belleza. No es la mejor del álbum, pero es sobresaliente.


Matate Tete vuelve al ambiente estruendoso de las primeras canciones. Esta vez presentando la declaración de odio a aquel individuo por el que se siente esa peculiar y fuerte emoción. Esta canción no vale la pena escucharla: La calidad lírica no es digna de otros trabajos del grupo, el ritmo es repetitivo y su simplicidad llega a ser fastidiosa. La interpretación vocal es variada... Y no, eso no salva a esta cosa de ser mala.


Más vale cholo nos cuenta la historia de un desmadre en el que todo terminó en caos, balas y peleas entre gente pendeja. Si, es bastante básica la trama e, irónicamente, me parece un mejor trabajo que el del anterior track. No tiene una letra de calidad, pero el ambiente instrumental y vocal logran atraer un poco. Más aceptable que el anterior sí es. Aun así, no es la gran cosa

Desde Rusia con Amor (En Vivo - 2012)

Use it or Lose it es como un manual de instrucciones para la vida dado ni más ni menos que por los Molotov. De esa manera es que lo puedo ver. Y es lo primero y único que se me ocurrió, porque mi ignorancia sólo permite ver una neblina de ideas muy poco desarrolladas. Tenemos unas líricas de Ebright que tienden a un estilo implícito, ya menos pesado y agregando un poco del funk y gangsta’ style de su inspiración directa (IKV). ¡Es buena para pasar el rato y su ritmo es efectivo a grandes escalas!


Puto... No sé qué decir de Puto. Matarile a esta canción, que más allá de ser un himno, o ser muy famosa, no tiene mucho contenido lírico. Perdón, no posee contenido de este tipo. Es sólo montársela al aguafiestas de cualquier situación, evento o desmadre. Pegadiza y todo, pero es un despropósito. Sólo es una canción chatarra que se volvió popular por su lenguaje soez que era tabú en la época. Épica, pero pobre.


¿Por qué no te haces para allá?... Al más allá expresa el deseo de ver en las peores condiciones (la muerte, explícitamente) a aquella persona interesada que tanto daño hizo a los sentimientos de uno mismo. Insulto y medio para esa expareja traicionera e infiel que no merece el perdón de alguna divinidad existente. Hard Rock y unos vestigios de metal son los que armonizan esta canción llena de odio, desprecio, maldiciones y redención del ego. Los solos de rcok del final son increíbles, la estructura rítmica puede caer en lo repetitivo. Aun así, la letra logra ser un hilo conductor mejor logrado que anteriores canciones. Es aceptable, tirando a buena.


Cerdo se refiere literalmente al apodo que la sociedad asigna a aquellas personas que sufren de gula y comen en forma exagerada. La hipérbole a la que se acude en la descripción literal de esta condición es grotesca, repulsiva... y lamentablemente, real. La letra no podrá ser muy elaborada (su superficialidad puede dar miedo en cierto modo), pero en cuestión instrumental es una tonada de amplio disfrute. Es evidente la manera en la cual toman el funk inspirado por Illya Kuryaki para mezclarlo con sus mensajes de burla e ironía... resultando en una canción rara. Pegajosa, carente de líricas muy pensadas, pero efectiva al punto de ser aceptable.


Quítate que ma’sturbas, más conocida con el nombre de Perra Arrabalera (más misógino para donde) nos comenta acerca de la situación de una mujer excitada que no le importa qué hacer con el fin de conseguir su propio placer o excitación: Hacerle con todos, darse auto-amor, o ser muy insinuante con cualquier persona. No voy a comentar acerca de los alcances morales de la canción (si lo hago, me linchan). Más bien, veamos la instrumentación y la rítmica: Es básica, fuerte y constante. También puede pecar de tornarse repetitiva y la letra no es tan desarrollada. 


Puede ser una pieza demasiado criticada por su contenido lírico, pero mejor la descartaría por su nula variedad y su pretensión de ser algo que no es... Me explico: Pretende ser una sátira social y contestación de metal (en teoría), y termina siendo una composición infantil de sujetos que no superan su pubertad. Así que, rock fuerte y todo... pero no pasa de ser una vil queja adolescente. Y esto puede aplicar para otras canciones dentro del disco.

Ya sé que el decir ¿Dónde jugarán las niñas? expresa una referencia directa a “niñas” relacionadas con lo narrado en estas tonadas, aunque el grupo trate de exagerar en cada ocasión posible. Y teniendo una mirada más global, el álbum en conjunto no ha envejecido muy bien. Los mensajes principales son ejemplares (con vocabulario fuerte, y aun ejemplares); pero las subtramas son misóginas, sucesos controversiales porqué sí, y vistos de mal modo en una sociedad en la que las mujeres quieren eliminar ese estereotipo de ramera en las que a algunas las encasillan y el odio es el peor mensaje que se le puede dejar a esta sociedad.

El punto de vista de Molotov es válido como el de cualquier otro grupo. Y así, no sé en donde empezarían a irrespetar a ciertas personas o comunidades. Es algo muy difícil de descifrar. Con esto dicho, doy el veredicto de esta pieza fundamental del rock mexicano. (Recuerden que la escala va de -4 a 4).

Nota Apreciativa: 1 (Uno)
Un álbum casi neutro. Un clásico con aciertos que establecieron cierta tendencia del rock. Aunque posee también canciones con estándares de calidad muy bajo. No ha envejecido muy bien porque ciertos mensajes se ven anacrónicos, pero estableció un estilo satírico bien llevado. No es un disco para cualquier espectador.

Termino este artículo conmemorativo y esperen el próximo. ¡Espero no demorarme otra eternidad! ¡Hasta la otra!


“Ahora el fin marca un nuevo inicio”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario